viernes, 7 de octubre de 2016

Cómo volver con fuerza a buscar un empleo

 
 
Acabado el verano y tras el merecido descanso vuelven las inquietudes de buscar un empleo. Desconectar es siempre necesario, pero con septiembre empieza el curso laboral, y con él las renovadas necesidades de personal de las empresas que no debes dejar pasar.
 

Tanto si has trabajado de forma temporal en algún empleo estacional como si tu profesión es de aquellas que el verano no supone un aumento en las contrataciones, sino un parón en las oportunidades de empleo, es hora de volver con energías renovadas a buscar un empleo.
 
Podrías empezar por sentarte delante de tu currículum y actualizarlo debidamente. Ya que estás, aprovecha la ocasión para ver lo que te transmite. Tal vez sea el momento de desterrar el negro y el rígido formalismo estructural de tu perfil laboral, y apostar por la originalidad y las ideas frescas.  No se trata de presentar un currículum poco serio y excesivamente informal, sino uno que  te diferencie del resto y a la vez refleje tus competencias profesionales.
 
A encontrar la inspiración creadora te pueden ayudar los cientos de modelos de currículum que tienes en internet. Además, podrías animarte y cambiar de formato, elaborando una presentación en ppt o un video currículum. Se trata de dejar tu impronta personal, para conseguir captar la atención del seleccionador de personal y centrarla en tus habilidades profesionales. ¿Te ves capaz de llevarlo a cabo? Es el momento.
 
Repasa también las entrevistas de trabajo que hayas tenido con anterioridad, las preguntas que te hicieron, y valora tus respuestas y tus reacciones. La entrevista es la antesala al contrato, y en ese momento te juegas todo a una carta. Por eso es vital que prepares meticulosamente tu papel, y configures un temario de respuestas a las preguntas más usuales.
 
Te aseguro que te va a resultar muy útil llevar memorizado cuáles son tus puntos fuertes, aquello que vas a aportar a la empresa, tu valor diferencial, porque debe ser la columna vertebral de tu exposición, y aquello a lo que recurrir en cuanto tengas oportunidad. De igual manera, estudia tus posibles aspectos negativos, escoge con cuidado los adjetivos, para poder ser capaz de reformularlos positivamente, y salir así airoso.
 
Ahora tienes tiempo de visualizar tu actuación y analizar los posibles errores o aspectos a mejorar, desde el vestuario elegido hasta tus gestos y tono empleado. Piensa si conseguiste empatizar con el entrevistador, si te mostraste como un profesional fiable y resolutivo, si realmente conseguiste trasmitir confianza en tus competencias profesionales y motivación por ocupar ese puesto de trabajo.
 
Como has estado buscando empleo anteriormente, habrás tomado nota de tus posibles carencias formativas, que tal vez ye han hecho perder alguna oferta de trabajo. Ahora es el momento de afrontarlas y ponerle solución; traza tu programa formativo anual, estableciendo tus objetivos y prioridades.
 
Ya sabes que la falta de un empleo afecta de forma mucho más intensa a aquellas personas sin titulaciones superiores; ésa podría ser tu meta este año. De igual manera, si tu perfil profesional requiere de un carnet, certificación o habilitación profesional para poder trabajar, debe estar el primero en tu lista de objetivos. ¿Te planteas cambiar de sector profesional? Tomarte un año para formarte no es mala idea.
 
Si no han sido muchas las ofertas de empleo que has localizado, tal vez debas plantearte si buscas empleo en los lugares adecuados. Ya sabes que no puedes esperar seguir con la misma estrategia de búsqueda y obtener resultados diferentes. Siempre es un buen comienzo ampliar el ámbito geográfico de búsqueda, y plantearse una mayor flexibilidad funcional y horaria.
 
En las grandes ciudades hay muchas posibilidades de empleo, pero también muchas personas buscando uno, así que la oferta ya no es tanta si la comparas con la demanda. Tal vez debas averiguar si en la capital de provincia que tienes a 120 km de casa existen ofertas de tu perfil y pocos demandantes realmente preparados para ocuparlas.
 
Y para terminar, te aconsejo que te plantees si en tu búsqueda explotas todos los medios  de que dispones para localizar las ofertas empleo y las vías para entablar contacto con los empleadores, especialmente las redes sociales profesionales, ya que interactuar en ellas multiplica tus posibilidades de encontrar un empleo.

Fuente: teoriento.es
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by - Premium Blogger Themes | ,